Cansada de esa piel de naranja ? De esa grasa localizada que no puedes deshacerte?

Cansada de esa piel de naranja ? De esa grasa localizada que no puedes deshacerte?

Aquí tenemos la solución!😉 Habéis oído hablar de la cavitación?

La cavitación consiste en la aplicación de ultrasonidos a baja frecuencia a través de la piel, que se aplican sobre la zona donde se concentra la grasa. Al penetrar a través de la piel los ultrasonidos generan microburbujas en el interior de las células adiposas conocidas con el nombre de ‘adipocitos’ o ‘células grasas’. Cuando estás microburbujas implosionan, rompen las células grasas de tal manera que se consigue romper tejido graso para así hacerlo líquido y que sea eliminado a través de la orina o del sistema linfático.
Esta técnica se utiliza para eliminar la piel de «naranja» y la piel de «colchón» ,devolviendo el aspecto normal a la piel de las zonas tratadas, al tiempo que mejora la circulación, se eliminan toxinas y aumenta el tono y la elasticidad de los tejidos.

La cavitación es para deshacerse de la grasa localizada,(abdomen, cartucheras…) que no se consigue eliminar con tratamientos a base de dietas o ejercicio.

Hay que tener en cuenta que no es efectiva en personas que quieran disminuir de peso en general o que tengan obesidad. Para poder seguir cualquier tratamiento con la cavitación se aconseja siempre, en casos de exceso de peso, adelgazar primero. En suma, la cavitación no es un método para adelgazar, sino más bien para modelar el cuerpo al conseguir rebajar el grosor de la grasa y reducir contornos.

Es muy importante que tras una sesión de cavitación se realice una sesión de presoterapia acompañada, si es posible, con el fin de ayudar al cuerpo, a eliminar la grasa que se ha licuado mediante la cavitación.

Pásate y te asesoraremos de acuerdo a tus necesidades y podrás conocer la tarifa de precios.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *